JAMONES LAZO

Desde 1940

 

Jamones Lazo es una empresa adherida a la Denominación de Origen Protegida JABUGO, ubicada en pleno corazón del Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche (Cortegana).

Contamos con una amplia experiencia en la elaboración artesanal de jamones, paletas con sal marina, sin conservantes ni aditivos, gracias al legado que durante siglos, las distintas generaciones de pobladores de estas tierras nos han dejado. La unión de la tradición y la tecnología da como resultado unos productos reconocidos en todo el mundo por sus altos estándares de calidad.

Presumimos con orgullo del entorno natural de la dehesa de Huelva y las excelentes condiciones naturales de su clima, de la ubicación y la orientación de nuestros secaderos y bodegas, y, por supuesto, del mínimo detalle en la elaboración de los productos, que puede durar años, tras un arduo proceso que tras el paso del tiempo, da su fruto, haciendo que merezca la pena esa espera contenida y ansiosa de poder degustar un producto único en el mundo: el jamón de bellota 100% ibérico.

 

NUESTRO SECADERO

Donde se produce la magia

Lazo, además posee el único secadero de madera construido en 50 años. La madera de estos secaderos, cuyo mantenimiento exige un cuidado constante, actúa como regulador natural de la humedad y la temperatura, a la vez que permite el paso del aire fresco de la Sierra de Huelva.

Esto confiere al jamón unas características organolépticas únicas, como han demostrado los estudios realizados por la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Cáceres.

A todos los que han hecho de Jamones Lazo todo un referente en el sector: gracias, mil gracias. Desde aquí, en reconocimiento a su fidelidad. No podemos ofrecerles más que el Mejor Jamón del Mundo, que no es poco.

RAZA IBÉRICA

Cerdos felices

Nuestros cerdos son ibéricos y de esta raza se obtienen los productos cárnicos que destacan por sus valores gastronómicos y culinarios de calidad suprema, únicos en el mundo.

¿Qué los hace tan especiales? Los cerdos ibéricos filtran la grasa de un modo tan exquisito y peculiar que su jamón, embutidos y carnes son más jugosas, poseen más aroma y su textura es más deliciosa: productos delicatessen naturales y exclusivos.

LA DEHESA

El bosque domado

El mejor entorno donde el cerdo ibérico puede vivir y desarrollarse es, sin duda, este particular bosque, domado por el hombre a lo largo del tiempo. Se caracteriza por sus arboledas de encinas, alcornoques y otras especies, y por sus condiciones naturales, de modo que el animal se beneficia del entorno y el entorno se beneficia del animal.

Su clima especial, con una clara influencia oceánica, y su vegetación tan particular, logran unas condiciones óptimas para la crianza del cerdo ibérico de bellota.