comprar-jamon-iberico-bellota

El proceso de lavado y secado del jamón ibérico

Un jamón de bellota 100% ibérico debe su sabor único y peculiar al proceso de crianza del cerdo en las dehesas y una alimentación adecuada, pero hay más…Desde Jamones Lazo, nuestra empresa de jamones ibéricos y embutidos de Huelva, te desvelamos cuál es el secreto mejor guardado de nuestros expertos jamoneros para conseguir jamones de calidad suprema.

La tradición artesana para elaborar jamones de bellota 100% ibéricos nace también de la práctica de su manipulación a partir del delicado método de lavado. Por tanto, ¡el proceso de elaboración también influye en la calidad del jamón ibérico!

El lavado del jamón ibérico es un procedimiento que se lleva a cabo tras una buena desalación, uno de los factores clave a la hora de dotar de calidad a un jamón ibéricoEsta relación tareas unidas a la experiencia de generaciones de nuestros maestros jamoneros dará un resultado excelente.

 

¿Cómo se lleva a cabo el lavado del jamón ibérico?

A través de este proceso, se consigue un tipo de jamón ibérico u otro, por eso es imprescindible llevarlo a cabo de forma adecuada para obtener productos ibéricos de primera calidad. Si no se realiza un correcto lavado, la sal que se acumula en la superficie impedirá el crecimiento de la flora bacteriana, la cual es imprescindible para que la maduración del jamón ibérico sea apropiada.

¿Cuál es el primer paso? El proceso de lavado del jamón ibérico se lleva a cabo siempre con agua caliente para eliminar la sal que se ha quedado en la superficie. Para ello, las piezas se sumergen y se cubren totalmente de agua en amplios recipientes. Una vez dentro, se frotan suavemente con un cepillo especial. Y así retirar la sal sobrante. El secreto está en la temperatura perfecta del agua, ya que el agua muy fría o muy caliente podría afectar a las propiedades del jamón ibérico.

En Jamones Lazo, el lavado de los jamones ibéricos se lleva a cabo de una forma totalmente artesanal, y aunque resulta una tarea más laboriosa, este proceso tradicional confiere a las piezas selectas un sabor exquisito e inigualable.

 

 

¿Cuál es el resultado tras el lavado?

Tras el lavado se lleva a cabo el proceso de escurrido, el cual se desarrolla entre 24 y 48 horas para que las piezas pierdan el agua superficial y los restos de sal. Posteriormente tendrá lugar el proceso de secado, el cual se realiza de manera artesanal en nuestros secaderos tradicionales de maderas de roble. En estos, las ventanas cuentan con unas lamas que se abren o se cierran según la temperatura de la Sierra de Aracena, en la que se crían nuestros cerdos ibéricos de forma natural y en libertad. ¡Nuestra calidad es inimitable!

Los procesos para elaborar nuestros jamones se llevan a cabo de una manera artesana y siempre bajo la supervisión de nuestros expertos jamoneros.  Si quieres deleitarte con sabores únicos y singulares, en Jamones Lazo, nuestra tienda online de jamones y embutidos de bellota 100% ibéricos, puedes encontrar una amplia gama que no te dejarán indiferente.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *